¡Canta! No importan las palabras

Charlie_Chaplin

Charlie Chaplin (1889-1977) fue un actor, compositor, productor, director y escritor británico. Es una de las figuras más importantes del cine de todos los tiempos  y es principalmente un icono del cine mudo y del humorismo. Empezó a actuar muy joven y el hecho de trasladarse a Estados Unidos le trajo mucho éxito. En 1916 empezó a trabajar para la Mutual Film Corporation y después luchó por la independencia artística. En 1923, ya tenía su propio estudio en Hollywood y aseguró su libertad creativa con la United Artists.

Tiempos Modernos, una de las películas más importantes del siglo XX

La genialidad de Chaplin se refleja en todas sus películas. La ausencia de sonido es compensada por la expresión corporal cuidada y la teatralidad magnífica en su cara. Chaplin es un experto en causar reacciones sin una única habla y lo hace de forma natural. Sin embargo, Tiempos Modernos es la película de transición al cine con sonido, pero sigue siendo considerada una película muda, porque sólo utilizó efectos de sonido y sintonías compuestas por el autor. Se destaca una escena en el que el Charlot canta en francés y nadie le entiende. Se sigue la frase del título del post, que creo que sintetiza la idea de la obra de Chaplin: no hace falta que entendamos la lengua hablada, sino que miremos a sus gestos.

Charlie Chaplin contribuyó mucho para el entretenimiento en una época problemática, sobre todo durante la Segunda Guerra Mundial. Su primera película hablada, El gran dictador (1940), fue un desafío al nazismo y esto fue un acto de bravura reconocido políticamente. Además, permitió que las personas se pudieran reír en una situación muy seria. En 1999, el American Film Institute definió a Chaplin como “el actor más célebre de todos los tiempos”.

Charlie Chaplin, irreconocible sin su bigote y sombrero

Maria Monteiro

Anuncios

Stanley Kubrick

Stanley Kubrick durante la filmación de Barry London (1975)

Stanley Kubrick durante la filmación de Barry London (1975), Wikipedia

Stanley Kubrick nos hizo imaginar con la película 2001: Una odisea del espacio que en el siglo XXI, tuviéramos la capacidad de viajar en el espacio hacia otras planetas y avances tecnológicas maravillosas. Nos engañó.

Keir Dullea como el astronauta David Bowman en 2001: una odisea en el espacio

Keir Dullea como el astronauta David Bowman en 2001: una odisea del espacio, Star News Online

 

Sin embargo, Stanley Kubrick es conocido como uno de los directores más importantes de la segunda mitad del siglo XX. Sus películas aunque tiene historias extraordinarias (guerras, el espacio, cultos, sociedades secretas) muestran emociones reales con temas concretas sobre la naturaleza humana. Con la película 2001, fue un triunfo de romper géneros. La ciencia ficción que es la base de la película se convierte en algo más simbólico y relacionado con los temas fundamentales. La filosofía de ser humano y la naturaleza humana son lo esencial de la película con la soledad del hombre en el espacio, la inteligencia artificial, y otros aspectos de la historia. Esta película fue conocido como una de sus películas más impactantes.

Las otras obras de Kubrick son conocidas también y tienen sus propios valores. No se puede comparar todas las obras como qué es la mejor película de Stanley Kubrick. ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú se abordó con el tema de la bomba nuclear que en esos años era relevante y la realidad de esa etapa de historia. El resplandor se presentó Jack Nicholson en uno de sus papeles más conocidos y se convirtió la historia del libro de Stephen King en una película verdaderamente espantosa y misteriosa. El resto de sus películas como La naranja mecánica y La chaqueta metálica son obras maravillosas en sí mismas. Estas obras manifiestan el trabajo que Kubrick hizo: bien pensado, diferente, y sorprendente.

Una escena de La chaqueta metálica

Una escena de La chaqueta metálica, IWDRM

Al final, Kubrick nos engañó mucho. Las películas que tienen temas no tan originales son complejas y asombrosas en el fondo. Stanley Kubrick no sólo era uno de los directores más destacados del siglo pasado sino uno de los pensadores y artistas más importantes del mundo contemporáneo.

Stanley Kubrick, 1928-1999

Stanley Kubrick; 1928-1999, Driving a Delorean

¿Me estás hablando a mí?

Imagen

Robert De Niro es un conocidísimo actor estadounidense, nacido y criado en Nueva York (1943), ganador y merecedor de dos premios Óscar por las películas El Padrino II y Toro Salvaje.

Destaca por ser uno de los actores más entregados a su trabajo, con mayor compromiso en la tarea de interpretación. Es bien sabido que su método de preparación es excesivamente extremo, siendo tachado de ‘exagerado’. Algunos ejemplos de estas caracterizaciones tan desmesuradas;

Imagen

Pagó 5000 dólares para destrozar su dentadura, consiguiendo así un aspecto de repulsivo para interpretar a Max Cady en El Cabo del Miedo. Engordó 27 kilos para encarnar a Jake La Motta en Toro Salvaje, y, entre otros muchos ejemplos, aprendió a tocar saxofón para la película New York, New York.

Se le considera un actor polifacético y versátil. Consigue interpretar cualquier personaje en cualquier género, ya sea terror, drama o comedia. No hay que dejar atrás las múltiples colaboraciones que ha mantenido con el director, y buen amigo suyo, Martin Scorsese, con el que ya lleva ocho películas.

Robert De Niro, además de un magnifico actor, ha elaborado papeles de productor y director. Una historia del Bronx fue su debut tras las cámaras, aunque, a su vez, coprotagonizó el largometraje con Chazz Palminteri.

Finalmente terminar con la escena que da título a este blog, la cual nos muestra las grandes dotes interpretativas del actor y una de las frases más famosas del cine:

Judith Pulido Ojeda